Recodos

Los desperdigados.

Los empezados a medias,

desordenados.

Los que aparecen sin avisar. Seguir leyendo “Recodos”

Carta a una vieja conocida

A mi Yo de cinco años

Hola tú,

No sé si te vas a sentir orgullosa de lo que te cuente, pero tengo que confesarte que es lo que hay. Seguir leyendo “Carta a una vieja conocida”

Pentagramas

Andaba por las callejuelas del centro después de haber degustado una merienda con sabor alemán (galletas caseras y glüwein) en casa de una amiga venida del norte. Iba dándole vueltas al curioso acento caribeño de su anfitriona cuando de golpe, se le encendió la luz: ya sabía cuando había entrado antes en aquél portón de la calle Jonqueres. Ahora se acordaba nítidamente de una noche lejana, entregada por unas horas a un artista que le pintó el alba de poesía y de sexo. Era tan solo una muñeca de diecinueve años que acababa de darse cuenta que enamorarse podía no ser eterno. Seguir leyendo “Pentagramas”

El capitán y la Sirena

cropped-img_20120613_013955.jpgApenas amanecía. Volteó la mirada hacia la ventana por inercia, apenumbrado por la sensación de haber soñado algo extraño, desagradable, pegado aún a la somnolencia que arrastraba como un domingo cualquiera. A esas alturas, lo veía todo anodino, plastificado. Esperaba que el ya habitual gris cenizo de aquel bochornoso cielo de agosto acompañara la sombra de cefalea que atisbaba martilleando en sus sienes. Entonces, casi compartiendo su misma pereza, un rayo de miel azulada resquebrajó el reflejo del cristal, cegándolo por un instante.

Seguir leyendo “El capitán y la Sirena”