Cobardes

“A veces incluso vivir, es un acto de valentía”

Séneca

 

A pesar de lo que pueda parecer, ser valiente no está de moda. No cuela. No valen los millones de frases manidas colgadas en todas las redes, las fotos de retos logrados, los vídeos de luchadores que todos compartimos. La realidad virtual, esa falacia que nos tragamos día a día, no vale. Seguir leyendo “Cobardes”

Matrimonio

Screenshot_20160525-204020 (2)No, no quiero.

No quiero estar a la merced del capricho de otro, que mi presente (y mi futuro) dependan de él. Seguir leyendo “Matrimonio”

Ojetofília galopantis

Por fin. Por fin vuelvo a confiar en la Humanidad. Por fin leo noticias con enjundia: han vuelto la anofília y la chorranalidad a nuestras vidas Seguir leyendo “Ojetofília galopantis”

Más Platón y menos Prozac

Estaba yo escondida tras una cordillera de kleenex, llorando a moco tendido con la desesperación que solo el primer desamor te brinda. Ese que nunca se iba a terminar, que sería siempre maravilloso y que te haría comer perdices hasta no poder pasar por la puerta.  Entre hipo, suspiro y chorro de lagrimones, conseguí levantar la cabeza para mirar a mi padre, que estaba sentado a mi lado con un libro entre manos (para variar). Me dirigió una compasiva ojeada por encima de los lentes y me soltó: “cuando termines de llorar, lee, hija lee. Leer te lo curará todo”. Y se quedó tan ancho.

Seguir leyendo “Más Platón y menos Prozac”

Kairós

A mi círculo imperfecto,
a mi más que hermana,
y a todas las personas que luchan por aprovechar otra oportunidad.

Quote_Einstein-on-identifying-opportunity

Siempre me pareció curioso que Kairós, la diosa griega de la oportunidad, tuviera solo un mechón de pelo, único punto por el que se la puede atrapar la única vez que te pasa volando por delante. Siempre me pareció curioso que no volviera a pasar. O que no le creciera más pelo. Seguir leyendo “Kairós”

de Guante Blanco (o negro)

De la misma forma que nunca me pedí un Príncipe Azul, sinó que siempre me resultaron mucho más atractivos lo piratas o los caza-recompensas, recuerdo perfectamente que uno de mis juegos imaginarios favoritos era hacer de espía o de ladrona. Ya pre-púber, con doce lindos años cumplidos, me pasé meses (sí, meses) intentando imitar en el pasillo de mi casa a escondidas los precisos y sinuosos movimientos de Catherine Zeta-Jones en “La Trampa” (1999); que muy a pesar de mi yo de “arte y ensayo”, sigue siendo una de mis películas predilectas. Dejé de practicar con tensos hilos rojos hace algún tiempo, pero me ha quedado en la recámara una ambigua atracción por la ilegalidad en el mundo de mis pasiones (y por tanto de mis peligros): el arte. Robar arte con arte. Seguir leyendo “de Guante Blanco (o negro)”

Plan B

Aunque de entrada los temas de liderazgo, starts-up y gestión empresarial no están en mi lista de favoritos (una sigue siendo joven, inexperta y un poco poética), metí la nariz el otro día en la Corner Office de The New York Times, en donde el prestigioso periodista Adam Bryant, entrevista a gurús del  management, sea lo que sea que quiera decir realmente esa palabreja. No tendré el atrevimiento de meterme con el trabajo del Sr. Bryant, ni tan solo voy a entrar en polémicas largas y tendidas sobre la filosofía del neoliberalismo que nos come la cabeza constantemente con la necesidad de ser: innovadores, emprendedores, líderes, exitosos y talentosos, se supone que para ser más libres y tener un mundo mejor. Se supone por suponer.

Seguir leyendo “Plan B”