El octavo arte

¿Juegas?
Si me retas, juego. Pero juego para ganar. Seguir leyendo “El octavo arte”

Carta a una vieja conocida

A mi Yo de cinco años

Hola tú,

No sé si te vas a sentir orgullosa de lo que te cuente, pero tengo que confesarte que es lo que hay. Seguir leyendo “Carta a una vieja conocida”

Areté

a Ulises y a Aquiles, donde quiera que estén

En el mundo hay injusticias universales, evidentes a todos los ojos aunque nos hagamos los ciegos. Situaciones tremendas que se perpetuan por años y años, a las que hacemos caso omiso. Ataques constantes a los supuestos valores humanos que rigen un sentido de la moral que damos por bueno y creemos compartido por más o menos todos.

Necesitamos héroes. Seguir leyendo “Areté”

Ojetofília galopantis

Por fin. Por fin vuelvo a confiar en la Humanidad. Por fin leo noticias con enjundia: han vuelto la anofília y la chorranalidad a nuestras vidas Seguir leyendo “Ojetofília galopantis”

Más Platón y menos Prozac

Estaba yo escondida tras una cordillera de kleenex, llorando a moco tendido con la desesperación que solo el primer desamor te brinda. Ese que nunca se iba a terminar, que sería siempre maravilloso y que te haría comer perdices hasta no poder pasar por la puerta.  Entre hipo, suspiro y chorro de lagrimones, conseguí levantar la cabeza para mirar a mi padre, que estaba sentado a mi lado con un libro entre manos (para variar). Me dirigió una compasiva ojeada por encima de los lentes y me soltó: “cuando termines de llorar, lee, hija lee. Leer te lo curará todo”. Y se quedó tan ancho.

Seguir leyendo “Más Platón y menos Prozac”

Kairós

A mi círculo imperfecto,
a mi más que hermana,
y a todas las personas que luchan por aprovechar otra oportunidad.

Quote_Einstein-on-identifying-opportunity

Siempre me pareció curioso que Kairós, la diosa griega de la oportunidad, tuviera solo un mechón de pelo, único punto por el que se la puede atrapar la única vez que te pasa volando por delante. Siempre me pareció curioso que no volviera a pasar. O que no le creciera más pelo. Seguir leyendo “Kairós”

all you need is LOVE (and WiFi)

Hace un calorazo impresionante aunque sea primera hora de la mañana. Bien empañada en sudor después de un buen par de horitas de trekking, llego de nuevo abajo y lo veo: brazo alzado, móvil en mano. El gesto de nuestro siglo. En medio de Machu Picchu. Seguir leyendo “all you need is LOVE (and WiFi)”